Suscribo. Tal cual, machiño.

Olmo González

_OGM5453

Si alguna vez me preguntan si acepto las fotografías manipuladas en fotoperiodismo (no sé de otro ámbito en el que una pregunta así pudiera darse de manera frecuente), creo que mi respuesta más ecuánime podría ser si aceptan la pintura manipulada para informar de cualquier hecho.

“Goya, un gran fotoperiodista, y Picasso, otro grande, pero más loco”

Para empezar habría que definir qué es manipulación. Partiendo de que nuestro cuerpo, nuestro intelecto y nuestras emociones no son en absoluto herramientas apropiadas para percibir de manera objetiva ningún hecho, algo que cualquier persona con mínimos conocimientos científicos podrá corroborar, pretender apropiarse de la objetividad en la observación y plasmación de la realidad a través, no solo de nuestro cuerpo, mente y emociones, sino de un cacharrito ajeno a éstos que también tiene sus propias peculiaridades, como es una cámara fotográfica, es un hecho absurdo y ridículo, por no decir pretencioso…

Ver la entrada original 927 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s