El frio de la muerte

Últimas voluntades, cuentos contra dios, píldoras textuales y fotos de ocasión

Ventisca en Peñalara

“El frio de la muerte le relaja los miembros  y su vida gimiendo huye indignada a lo hondo de las sombras”

Ese es el verso final de la Eneida de Virgilio. Y pudo ser mi epitafio perfecto el día en que esta pudo ser también mi última foto.

Poco después de hacer esta foto, Enrique, el fotografiado, y otros dos compañeros se perdieron para mi en la ventisca terrible que no dejaba ver más allá de unos pocos metros ni oir más que el rugido del viento.

Muchas horas caminando en soledad sobre una nieve muy blanda que no dejaba de caer con fuerza. Sin saber muy bien dónde estaba, solo intuyendo la  ruta ya caminada e imaginando la que me quedaba por hacer.

Muy avanzada la tarde, cuando ya anochecía, exhausto, me hundí hasta los brazos en nieve de falso asiento soportada por unas matas de arbustos de una…

Ver la entrada original 112 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s