POBRES NIÑOS RICOS.

Los Niños Ricos de Instagram

¿Gñññieeeee?

 

Hay que ser muy gilipichi para meter un cobaya en un Yves Saint Laurent, señores. O hay que poder permitírselo. Sin más. ¿Por qué no? La FRIVOLITÉ se admira y se vende.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s