Los títeres de cachiporra. Hablan los protagonistas

Derechos muy humanos

xkt0ij48r1vpnqwuzyyx Gustave Doré (1832-1883)

Andan estos días los titiriteros de España revisando sus libretos, no se les vuelva en contra algún cachiporrazo sobre la cabeza de la autoridad. Si antes se sacudía a un guardia abusón, ahora solo se llevan la mancuerna los parias, los sin casa, los de siempre, los con cara de proscritos, los rastas y los vagamundos. Los facinerosos, estafadores, cómplices y corruptos, pues no llevan el sello de la maldad en la cara, quedan protegidos por el pueblo de Madrid, los agentes de la autoridad y la Audiencia Nacional. Si antaño sobre el cura, hoy solo sobre el bandolero, la bruja, la víctima fácil. El espectáculo no varía: la cachiporra repasa a los culpables, el bien triunfa sobre el mal y se produce la catarsis. Qué espectáculo tan sencillo tan sacado de contexto.

Ver la entrada original 1.134 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s